"2225 metros cuadrados"  forma parte de un proyecto artístico de activismo medioambiental:  Un bosque en el cual se impide la presencia humana al ser de carácter privado. Gran parte de los beneficios económicos de este proyecto son destinados a mantenerlo y progresivamente ir ampliándolo.